viernes, 23 de septiembre de 2011

A golpe de violín

Pero qué abandonado tengo este pedacito de mí en la red. Sin tiempo, y a veces sin ganas, de pararme a publicar nada por aquí. Vuelta a la rutina este mes, vuelta a robar horas a las noches para poder escribir. Cada vez queda menos para poderos contar más, para poder ver Marejada publicada. Mientras, sigo escribiendo. A veces sin parar, lamentando que el despertador suene a las siete de la mañana y cuente que en cuatro horas me tendré que levantar. Otras, viviendo eso que llaman "bloqueo del escritor", sobre todo en las escenas de acción. Sí, es curioso cuánto me cuesta comenzar los capítulos en los que los protas van a tener que correr, luchar, perseguir o ser perseguidos. Luego comienzan y ya salen solos, pero en principio, me bloquean y parecen negarse a comenzar la acción. Algún día os hablaré de mi forma de escribir, que a veces me preocupa, cuando leo lo organizados que sois muchos de los que escribís, y lo desorganizada que soy yo. Pero esa será otra historia. 
Hoy os dejo con música inspiradora, un grupo con el que topé de casualidad por la red, y que me está sirviendo de inspiración para escribir últimamente. Boyce Avenue, una voz que básicamente versiona canciones muy conocidas a base del único acompañamiento de guitarras o piano. Grenade de Bruno Mars, sólo a voz y violín, increíble.



Y que las musas os acompañen ;)