viernes, 23 de septiembre de 2011

A golpe de violín

Pero qué abandonado tengo este pedacito de mí en la red. Sin tiempo, y a veces sin ganas, de pararme a publicar nada por aquí. Vuelta a la rutina este mes, vuelta a robar horas a las noches para poder escribir. Cada vez queda menos para poderos contar más, para poder ver Marejada publicada. Mientras, sigo escribiendo. A veces sin parar, lamentando que el despertador suene a las siete de la mañana y cuente que en cuatro horas me tendré que levantar. Otras, viviendo eso que llaman "bloqueo del escritor", sobre todo en las escenas de acción. Sí, es curioso cuánto me cuesta comenzar los capítulos en los que los protas van a tener que correr, luchar, perseguir o ser perseguidos. Luego comienzan y ya salen solos, pero en principio, me bloquean y parecen negarse a comenzar la acción. Algún día os hablaré de mi forma de escribir, que a veces me preocupa, cuando leo lo organizados que sois muchos de los que escribís, y lo desorganizada que soy yo. Pero esa será otra historia. 
Hoy os dejo con música inspiradora, un grupo con el que topé de casualidad por la red, y que me está sirviendo de inspiración para escribir últimamente. Boyce Avenue, una voz que básicamente versiona canciones muy conocidas a base del único acompañamiento de guitarras o piano. Grenade de Bruno Mars, sólo a voz y violín, increíble.



Y que las musas os acompañen ;)



viernes, 15 de julio de 2011

Jose Carlos Somoza


Hace ya diez años, un compañero de clase, amante del arte, me habló de un libro que le había fascinado, y en el que aparecía una siniestra y futurista tendencia artística en la que los humanos pasan a ser auténticas obras de arte. Picada por la curiosidad, comencé a leer Clara y la penumbra. Y fue así como me adentré en el universo Somoza.
Jose Carlos Somoza colgó su título de psiquiatría según terminó su carrera y se dedicó concienzudamente a enviar manuscritos a editoriales. En menos de un año, veía su primera novela publicada. Desde entonces, no ha cesado de publicar y de obtener premios por sus publicaciones. Dicen de él que es el mejor escritor de ciencia ficción de habla hispana; no sé de ciencia ficción, nunca ha sido mi género. Sé que en sus novelas encuentro siempre la  intriga y tensión incesante de los mejores bestsellers de thriller psicológico, y que los mundos que recrea, futuristas y únicos, abriendo siempre las puertas de la imaginación con sus ideas innovadoras, me apasionan.   La lista de sus publicaciones es muy amplia, podéis echarle un vistazo, además de saber más sobre él en su página web:
Mis recomendaciones, si queréis probar una lectura diferente:
CLARA Y LA PENUMBRA (Premio de Novela Fernando Lara 2001)
En los circuitos internacionales del arte está en auge la llamada pintura hiperdramática, que consiste en la utilización de modelos humanos como lienzos. El asesinato de Annek, una chica de catorce años que trabajaba como cuadro en la obra "Desfloración", en Viena, pone en guardia a la policía y al Ministerio de Interior autriaco, que son presionados por la poderosa Fundación van Tysch para que no hagan público el crimen, ya que la noticia desencadenaría el pánico entre sus modelos y la desconfianza entre los compradores de pintura hiperdramática. Y mientras tanto, Clara Reyes, que trabaja como lienzo en una galería de Madrid, recibe la visita de dos hombres extranjeros que le proponen participar en una obra de carácter "duro y arriesgado"; el reto empieza en el mismo momento de la oferta, ya que la modelo debe ser esculpida también psicológicamente. De esta forma, Clara entra en una espiral de miedo y fascinación, que envuelve también al lector y lo enfrenta a un debate crucial sobre el valor del arte y el de la propia vida humana.

LA DAMA NÚMERO TRECE
Salomón Rulfo, profesor de literatura en paro y gran amante de la poesía, sufre noche tras noche una inquietante y aterradora pesadilla. En sus sueños aparece una casa desconocida, personas extrañas y un triple asesinato sangriento, en el que, además, una mujer le pide ayuda desesperadamente. Por este motivo, Salomón acude a la consulta del doctor Ballesteros, un médico que le ayuda a desentrañar el misterio de los sueños y le acompaña en lo que se convertirá en un caso mucho más terrible y escalofriante que cualquier fantasía: el escenario del crimen es real y la mujer que pide socorro a gritos fue realmente asesinada.
En compañía de una joven de pasado enigmático, el doctor y un ex-profesor de la universidad con el que mantiene una relación compleja, Salomón se adentrará en un mundo donde las palabras y la poesía son un arma de gran poder. En ese mundo, habitan las doce damas que controlan nuestro destino desde las sombras... O, ¿son trece brujas?En esta novela el autor hilvana con destreza y elegancia una fascinante historia de intriga, en la que se desafía la inteligencia y la fantasía del lector.


ZIG ZAG
Elisa Robledo, joven profesora de física teórica, guarda un secreto terrible. Un secreto que se remonta a diez años atrás, pero que no ha dejado de atormentarla desde entonces. Hasta esa mañana, cuando comprende que tendrá que huir para salvar su vida y que necesitará la ayuda de su único amigo, un colega de su
departamento.Junto a él, Elisa comenzará a recordar la claves de lo sucedido cuando era alumna del prestigioso científico David Blanes, cuyos análisis, basados en la “teoría de cuerdas”, quizá harían posible contemplar el pasado de la humanidad, convertirla en testido de la crucifixión de Cristo o vislumbrar la Tierra en pleno periodo Jurásico, pero que acabaron ofreciendo un resultado insospechadoy escalofriante.Ahora, años después, Elisa intentará evitar el peligro letal que se cierne sobre ella y todos los que estuvieron relacionados con aquellos experimentos. Un peligro que es fruto de la implacable persecución de un grupo internacionalempeñado en obtener todos los secretos y la amenaza de un enemigo anónimo y todopoderoso que pretende aniquilarlos...

LA LLAVE DEL ABISMO
La vida rutinaria de Daniel Kean, joven empleado ferroviario, queda marcada para siempre cuando en un día normal de trabajo descubre a un pasajero con una bomba adherida a su cuerpo. Antes de que pueda reaccionar, el extraño le propone un arriesgado trato... A partir de ese momento, la familia de Daniel estará en peligro, y la única posibilidad de salvarles residirá en descubrir quiénes se esconden tras el atentado terrorista del tren.

Junto a una muchacha cuyos ojos solo ven oscuridad, un bibliófilo escéptico e inquisitivo y los extraños y poderosos amigos de estos, Daniel Kean cruzará tierras pobladas de tinieblas, remotas leyendas y dioses arcaicos, desde Japón hasta los últimos confines de la Tierra, para hallar la Llave del Abismo y descifrar así la verdad sobre la entidad suprema que rige el mundo. Una verdad tan imprevista como pavorosa.

Os dejo estos cuatro títulos porque entre todos, son los que más me han gustado de él, y creo que sólo me quedan tres por leer. Uno de ellos, El Cebo, su última novela, está esperando ahora mismo a que empiece ya a leerla. Así que en cuanto la termine os cuento ^_^. Os dejo el trailer de esta última (cuánto me recuerda a la serie Dexter este trailer)




sábado, 21 de mayo de 2011

El amor en la literatura juvenil

Coincidió esta semana que leí varias reseñas de libros de literatura juvenil y todas comentaban algo que me llamó mucho la atención; criticaban los libros en los que los protagonistas se ven y ¡zas! Se enamoran. Esto es algo que muy frecuentemente sucede en la literatura juvenil, y que tiene sus seguidores y sus desertores. Pasemos, para entenderlo, a esa literatura que tanto nos gusta, no sólo a adolescentes sino a jóvenes adultos. Ya lo he dicho alguna vez; ojalá, cuando yo tenía quince, hubiera existido este movimiento de literatura juvenil que existe hoy día. Yo tuve que saltar directamente a la literatura para adultos, a las historias de amor para adultos de Barbara Wood o V.C Andrews. Para mí, en aquel momento, historias de amor muy lejanas de las que a mí, con esa edad, me tocaba vivir.



No sé como recordaréis el amor a los 16 las que ya no los tenéis, o como los vivís las que que los tenéis. Trabajo con chic@s de estas edades, y creo que la cosa no ha cambiado mucho. Hagamos un viaje en el tiempo y situémonos en esa edad.

Es verano, tiempo de playa, vacaciones y ganas de pasarlo bien. Ves a un chico. Te parece guapísimo. Él te mira, tú le miras. Te sonríe, le sonríes. Y ¡zas! Te pasas embobada el resto del verano. Y si finalmente consigues tener un idilio con él, te pasarás el resto del invierno suspirando por el que, sin duda, era “el amor de tu vida”. ¿Esto es amor? Lo dudo mucho. Pero las emociones, los sentimientos, se viven con tal intensidad cuando eres adolescente, que sí, tú crees que es amor, y lo vives como tal. Así que yo sí creo en esas historias de cruce de miradas y ¡zas! El amor. En lo que no creo, lo que me parece menos real, es como sigue la historia; al final, Crepúsculo y Disney nos venden lo mismo; casamientos y niños, con ése que se tendría que haberse quedado en un amor de verano que recordarás el resto de tu vida. Esa parte de la historia es la que sí se me atraganta un poco. Dicen que el primer amor nunca se olvida, así que si sois capaces de creer en vampiros, hadas y ángeles, creed un poquito en la magia del amor adolescente. Y no me digáis que con 16, una mirada no basta para creer en el amor.



Y si queréis historias de amor realistas, de esas con protagonistas tirando a feillos pero simpáticos pero que acaban enamorando a la prota, leed a Marian Keyes. También me encanta.  

miércoles, 20 de abril de 2011